Actualmente existen seis especies de perezosos, cuatro osos hormigueros y 20 especies de armadillos. Hace poco se confirmó que el quirquincho andino (Chaetophractus nationi) es sinónimo (o la misma especie) que el piche llorón (C. vellerosus), lo cual redujo el número de especies de armadillos existentes de 21 a 20. El registro paleontológico sugiere que los xenartros se originaron en América del Sur y posteriormente se dispersaron por todo el Neotrópico. Todas las especies, tanto las actuales como las extintas, se encuentran en distintas regiones de las Américas. La mayoría de ellas habita en América del Sur, unas pocas se pueden encontrar en América Central y sólo una especie actual, el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus), está presente en América del Norte (sur de los Estados Unidos).

Estas 30 especies actuales representan sólo un pequeño fragmento de un conjunto de taxones fósiles mucho más diverso, que incluye las tan conocidas rarezas como los perezosos terrestres gigantes y los gliptodontes. Actualmente la evidencia molecular indica que el grupo Xenarthra representa uno de los cuatro clados principales de los mamíferos placentarios.

Dos grupos distintos están incluidos dentro de los Xenarthra:

(1) Los Cingulata, que incluyen a todos los armadillos actuales. Estas especies pueden identificarse fácilmente por la coraza o armadura que cubre su cabeza, cuerpo y cola (excepto los armadillos de el género Cabassous que tienen la cola desnuda). Aunque todos los armadillos comen insectos, algunas especies pueden ingerir otros ítems alimentarios, como plantas, pequeños vertebrados e inclusive carroña.

(2) Los Pilosa, que a su vez comprenden dos grupos:

Vermilingua, que incluye a los osos hormigueros: su característica más destacada es que poseen un largo hocico y una lengua muy larga y prensil que les ayuda a capturar hormigas y termitas, sus presas preferidas. Además, los osos hormigueros no tienen dientes.

Folivora (= Tardigrada o Phyllophaga), que incluye a los perezosos: los perezosos modernos viven casi exclusivamente en los árboles, mientras que las formas prehistóricas eran mucho más grandes y principalmente terrestres. Los perezosos son famosos por sus movimientos lentos y su extraña habilidad para esconderse en las copas de los árboles. Todos los perezosos se alimentan casi exclusivamente de plantas.

Los pangolines (Orden Pholidota) y los cerdos hormigueros (Orden Tubulidentata) fueron históricamente agrupados con los osos hormigueros, perezosos y armadillos dentro del grupo denominado Edentata (= sin dientes). Sin embargo, estudios moleculares y anatómicos confirmaron que los xenartros, pangolines y cerdos hormigueros no están emparentados y se han desarrollado independientemente. Sin embargo, su similitud anatómica representa un excelente ejemplo de evolución convergente que refleja su especialización a la dieta de insectos coloniales.


Le invitamos a explorar el mundo de los armadillos, perezosos y osos hormigueros. En las páginas siguientes, usted encontrará información sobre su biología, distribución y estado de conservación, así como las amenazas a que estos carismáticos animales se enfrentan.

Powered by MG-i